El pasado lunes asistimos a la función de prensa de  I Want to Eat Your Pancreas invitados por Konnichiwa Festival. Kimi no Suizou wo Tabetai es una de esas películas que toman una de las formulas clásicas del género “coming of age” pero que al no abusar de sus elementos, logra llegar directo al corazón para hacernos llorar. Será exhibida en varios Cinépolis de México por un único fin de semana los días 31 de mayo, 1 y 2 de junio.

La película I Want to Eat Your Pancreas, es la adaptación al anime de la web novel de Yoru Sumino del mismo nombre en el sitio Shousetsuka ni Narou en 2014. La obra se ha adaptado a manga en 2016 con arte de Izumi Kirihara y un live action en 2017.

Sakura y Él son nuestros protagonistas, de personalidades totalmente opuestas que pudieron nunca haberse relacionado de no haber sido por una coincidencia:

Él es un chico sumamente introvertido, sin amigos, viviendo la vida entre libros y una apatía sobre la vida de los demás, Sakura por el contrario es una chica alegre, ruidosa, con muchos amigos, pero le presenta a “Él” una cara que nadie más conoce al enterarse de su secreto, ella tiene una enfermedad en el páncreas y morirá pronto, pero esto no lo sabe nadie más que su familia y …ahora Él.

Sakura es muy clara en sus palabras, “mi páncreas se está pudriendo y moriré pronto”, ante esas palabras “Él” continúa con su indiferencia y nunca deja de tratarla como una chica sana, pero aún así accede a seguirle el juego, a terminar con su lista de cosas por hacer antes de morir y a regañadientes deja que ella pase tiempo con él rompiendo totalmente su modo de ser, influyendo uno en la vida del otro.

 

En la parte técnica y tratándose del primer trabajo de Dirección de Shinichiro Ushijima: con un diseño de personajes maduro pero gentil de mano de Yuuichi Oka, backgrounds detallados, escenas brillantes muy primaverales y la dirección artística de Yukako Ogawa plagado, es hermosa.

La parte visual con la música que la acompaña, ayudan a plantar el “feeling” en los espectadores, si bien no una manera tan avasallante como Kimi no Na wa, es un buen comienzo para su director.

El doblaje realizado en CineDub bajo la dirección de Eduardo Garza es bueno; en una opinión muy personal, se inclina mucho a las voces femeninas muy agudas pero eventualmente logran encajar en sus papeles, mención especial a Él/ Miguel Ángel Ruiz, quién con su interpretación logra sacarte lágrimas.

En cuanto a la adaptación del japonés al español, aún no estoy segura si el contexto de cierta parte de la película se mantiene con respeto a la obra original y sus otras adaptaciones…y eso me obliga (con mucho gusto) a verla nuevamente, haremos un update de estos comentarios posteriormente.

 

No me gusta llamarlo un anime “coming of age” porque siempre se le puede juzgar por eso al “contar la misma historia de siempre” con los protagonistas en una situación romántica habitual que pasan por un desarrollo de personaje habitual, creando un prejuicio y catalogándola junto a obras parecidas como pueden ser Shigatsu wa Kimi no Uso(Your Lie in April) o una favorita de la literatura japonesa contemporánea y muy parecida Sekai no Chuushin de, Ai wo Sakebu. (Crying Out Love, In the Center of the World.)

I want to eat your pancreas nos cambia un poco la jugada; de entrada conocemos el desenlace en los primeros minutos de la película, haciendo que lo importante de esto sea el viaje y no el destino, como dice la frase.

La recomendamos con mucho amor, pues logra ser una bella historia llena de lecciones; a no temer a relacionarnos con otros y aprender a dejarnos llevar a veces en la vida, porque esas experiencias y recuerdos se convierten en tesoros.

Para más información sobre la pre-venta y los cines en los que se proyectará la película, pueden consultar la app o sitio web de Cinépolis en el apartado de +QueCine, se exhibirá por un único fin de semana los días 31 de mayo, 1 y 2 de junio.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.