El pasado fin de semana (22 y 23 de septiembre) se celebró en la Expo Reforma un evento de lo mas particular, estamos hablando de la K’Show, el evento de música K’Pop y cultura coreana que se celebra cada año en la Ciudad de México.

 

Desde muy temprano los asistentes al evento estaban formados, algunos desayunando, otros gritando, sintiendo la emoción, coreando canciones ya de culto o los nuevos temas del K’Pop , haciendo que la piel se enchinara y dieran más ansias de poder acceder al recinto para disfrutar de todas las actividades.

Al entrar podemos apreciar que los dos pisos del centro de convenciones están llenos, en la parte de abajo podríamos ver en el Stage A a los contendientes del K’Contest, en donde 17 grupos participarían por ser los mejores performance de K’Pop en México.

También hubo artistas invitados que pusieron el ambiente al tope como JC Park que se presentó el sábado en la tarde y con el cual el fervor de las chicas y chicos fue apabullante, un descontrol total de emociones, en verdad me sorprende no haber visto gente desmayada.

Otro gran talento al que pudimos apreciar fue a DJ Jay dando un espectacular concierto que sin duda se quedará en las venas de sus grandes seguidores mexicanos y claro no podemos dejar a Josemá atrás con sus maravillosos covers en español que pusieron a bailar a un sinfín de espectadores.

Pero después de tan apabullante y complicado camino hacia los escenarios para ver a los artistas ya que, en verdad era complicado caminar sin que fuera empujando (como opinión personal, creo que acomodaron muy mal los stands y los escenarios), podíamos encontrar muchas cosas interesantes, que iban desde comida, claro podías comprar un buen combo de ramen, con un pin de algún grupo Coreano, un refresco y quizás un rico pan al vapor.

Podías encontrar la música original ya fuera en CD, DVD y hasta en Blu-ray de BTS. Exo, Red Velvet y la verdad es que no tan caro como uno pensaría, podías comprar quizás si tu presupuesto no era mucho, un cubrebocas con el logo de tu banda favorita, una sudadera y hasta podían escribir tu nombre en coreano por una módica cantidad.

Quizás la vendimia no fue lo fuerte del evento y pudiera ser que a gusto personal le quitara intención de aprender de la cultura coreana ya que también se veía mucho producto japonés, haciendo principal mención a figuras, ropa y accesorios que se pueden encontrar en otras convenciones afines, quizás algo más del punch coreano hubiera sigo genial, tal vez encontrar Kdramas, más comida típica y que no solo fuera con toque japonés, o lo común que se ve en una frikiplaza.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.